Empresa de EE.UU. afirma que logró potabilizar el agua utilizada en fracking

Según declaraciones de Jim Matheson, presidente y CEO de la empresa de tratamiento de agua Oasys Waters, a través del proceso de “ósmosis hacia delante” (forward osmosis), se logró transformar el agua de flowback en agua apta para el consumo humano.

A raíz de estos alentadores resultados obtenidos en un piloto llevado adelante por la compañía con sede en Boston, Matheson confía en que será posible conciliar la explotación de los hidrocarburos no convencionales con la creciente demanda mundial de agua potable.

El desafío
Mucho se ha hablado en las últimas semanas respecto a las previsiones para el consumo futuro de combustibles y la creciente demanda de energía. Como contrapartida, el ritmo de crecimiento de la población mundial presionará el suministro de agua a nivel global.

De acuerdo a la IEA “en dos décadas, el consumo mundial de energía subirá 35 por ciento, lo que aumenta la necesidad de agua en un 85 por ciento”. Y los líderes mundiales reunidos la semana pasada en el Foro Económico Mundial en Davos, coincidieron en clasificar la escasez del agua como el tercer mayor riesgo global después de las crisis financieras y la falta de trabajo.

Ante este realidad y con el contexto del ‘shale boom’ norteamericano, que mueve un mercado de aproximadamente u$s 36 mil millones, Oasys planea desplegar sus sistemas de forward osmosis en Texas y Pensilvania, después de firmar en noviembre un acuerdo de ventas con National Oilwell Varco Inc., el mayor fabricante de equipos de yacimientos petrolíferos EE.UU.

Además la compañía ya tiene puesto un pie en China y sigue atentamente el impulso que el premier David Cameron le está dando a los proyectos de fractura hidráulica en el Reino Unido.

Respecto al flow back, el ex piloto de combate devenido en empresario y CEO de Oasys, se mostró confiado y sostuvo en una entrevista en Londres: “es un agua difícil y hoy en día representa un gran reto medioambiental y un enorme desafío económico para los productores. Podemos reconvertir este aparente problema económico y ambiental en algo positivo, en un recurso de agua dulce. Se puede beber esta agua”.

El proceso
“Oasys puede tratar el agua de desecho  -que incluye la que se encuentra de forma natural en lutitas que se devuelven a través del pozo durante la extracción- por $ 3 a $ 4 dólares por barril”, dijo Matheson, al tiempo que explicó que eso es por lo general menor que el costo de  transportar el agua en camiones para el bombeo subterráneo utilizado habitualmente por los productores.

También es un mecanismo que consume menos energía que otras técnicas de tratamiento – tales como la evaporación o la ósmosis inversa – que no son eficaces para este tipo de aguas, agregó.

El sistemas Oasys para el agua usada en la producción de petróleo y gas puede tratar hasta 4.000 barriles por día, o el equivalente de 6 a 12 pozos de fracking, aseguró Matheson y subrayó que el agua tratada puede ser devuelta al ciclo natural o utilizada para la agricultura. “Si bien es potable , puede tomar tiempo antes de que muchos están dispuestos a beber”, reconoció.

Fuente: ShaleSeguro.com

Advertisements


Categories: SHALE en el Mundo

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: