El escándalo en la petrolera Renesa

Renesa

Fue favorecida con subsidios y préstamos, pero fundió la refinería y ahora despidió a 70 trabajadores y amenaza con despedir a sus 300 empleados. La intervención de YPF.

Hubo varias idas y vueltas. Hace apenas tres años, con bombos y platillos, se anunciaba la puesta en marcha de una refinería en el marco del programa Refino Plus, destinado a que el surgimiento de estas refinerías evitara la importación de combustible, recuerda la nota de Revista Veintitrés. El corte de cintas, en octubre del 2011, se hizo en presencia funcionarios nacionales, provinciales y municipales, en Plaza Huincul. El dueño del grupo Más Energía, Miguel Schvartzbaum, era la cabeza visible de los empresarios.

Sin embargo, nada de lo proyectado se cumplió, y ahora la empresa anunció el despido de varios trabajadores, anunció más despidos y un posible cierre si el Estado no le soluciona los problemas que dice tener. Renesa alega que no pueden competir frente a los beneficios de las empresas multinacionales que importan a precio internacional y que luego la venden a YPF o a Shell con precios subsidiados por el Estado.

Los datos muestran que, en realidad, Renesa fue una máquina de dilapidar dinero del Estado. Entre los beneficios con que contaba la empresa para funcionar se encuentran los incentivos fiscales otorgados por la Nación, como que sólo pagaba un 10% de retenciones, contra un 45 o 60% del resto de las empresas. Además, se la subsidiaba con 20 dólares el barril, según información a la que accedió esta revista. Guillermo Pereyra reconoció que la empresa “se comió los fondos que obtuvo de la venta del 20% del bloque La Amarga Chica a YPF y más de 100 millones de dólares de ingresos por el plan Refino Plus y no queda más nada”. La refinería, además, posee embargos por incumplimientos con la AFIP. Para compensar todo este descalabro, la empresa proponía aumentar sus precios un 21%. Pero los precios de la compañía ya eran de los más altos del mercado.

En cuanto a la relación que mantenía con YPF, lo que se denuncia desde el sector es que Renesa no cumplió con el plan de entregas pactado con la petrolera argentina, a pesar de que esto le hubiera significado aumentar su rentabilidad en 36 millones de dólares, según datos a los que se pudo acceder. Esta falta de entrega le implicó a YPF costos adicionales, se remarcó.

despidos

Entre la información que pudo recolectar esta revista se encuentran los siguientes datos que sirven para ilustrar el accionar ineficiente de la compañía:

– Procesa 1.000 m3 por día de crudos livianos, que representan el 1% de la capacidad de refinación del país.

– Su infraestructura básica pone en duda sus estándares de calidad y seguridad.

– Por tratarse de una refinería no integrada, no procesa crudo propio, es decir que no tiene capacidad para procesar fueloil como subproducto de refinación.

– Además, tiene altos costos logísticos ya que todo el crudo que procesa es transportado por camión a la refinería.

– Es altamente ineficiente en la refinación de este tipo de crudo liviano por la falta de complejidad de su capacidad instalada. Como ejemplo, baste decir que con el mismo crudo con que Renesa obtiene el 50% de productos comercializables, otra refinería obtendría el 77 por ciento.

Todo este descalabro empresario lo pagan hoy los trabajadores petroleros que ven amenazadas sus fuentes de trabajo. Son 300 empleados que pertenecen al Sindicato de Petroleros cuyo titular, Pereyra –que además es legislador por el Frente Renovador de Sergio Massa–, no sólo está preocupado por las fuentes de trabajo, sino porque la mutual de Petroleros le otorgó a Petrolera Argentina un millonario crédito, según le reveló el propio Schvartzbaum al diario Río Negro.

En declaraciones radiales realizadas el miércoles, Guillermo Pereyra explicó que recibió “una comunicación desde Buenos Aires en donde me informa el presidente de la empresa que cierra Renesa, que fue inaugurada por la Presidenta dentro del programa Refino Plus, donde el Gobierno invirtió 100 millones de dólares para que estas refinerías reemplacen la importación de combustibles y a los pocos años no les dan las condiciones para poder seguir funcionando”.

Pereyra explicó que hubo reuniones para mantener en actividad a la refinería, en las que intervinieron los ministros de Economía y Trabajo, Axel Kicillof y Carlos Tomada, y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pero que culminaron sin éxito. “Dejar a tanta gente en la calle cuando se está hablando de crecimiento de la actividad es realmente lamentable. Nosotros, los 23 mil petroleros, somos solidarios y estamos atentos a ver qué va a pasar”, sostuvo Guillermo Pereyra.

Por su parte, YPF anunció que comenzó a elaborar “una solución de empleo genuina” para los trabajadores de la refinería. “Ante el cierre de Renesa, anunciado por su titular, YPF expresa su compromiso con el destino laboral de los trabajadores de dicha refinería, valorando el importante rol que ellos cumplen”, señala un comunicado de la petrolera de bandera.

“En ese marco, el Ministerio de Trabajo de la Nación, que intervino desde el primer momento buscando soluciones para evitar que se pierdan los puestos de trabajo, le solicitó a YPF que analice diversas alternativas para el personal que efectivamente prestó servicios en relación de dependencia para Renesa”, agregó la firma que conduce Miguel Galuccio.

Empresario rico con empresa pobre

La aparición en escena de Miguel Schvartzbaum y la colección de amigos poderosos, políticos y gremialistas, no hizo más que multiplicar las suspicacias en torno al negocio de este puntano, ex estacionero. Pasó de fundido expendedor a ser uno de los principales productores de combustible de la Argentina. En las páginas de Maikop, del grupo Más Energía y de Petrolera Argentina (todas bajo su ala), se describen logros y proyectos del empresario de San Luis. Pero lo cierto es que los archivos de los diarios describen alianzas, anuncios no cumplidos, negocios poco claros e infinidad de sospechas.

El caso es que Schvartzbaum ha logrado que le presten millones de pesos. La Nación, a través del plan Refino Plus; las municipalidades de Cutral Co y Plaza Huincul, a través de un organismo de desarrollo; la provincia de Neuquén, a través de un ente que nunca les cobra a sus deudores, y el mismísimo sindicato de Petróleo y Gas de Neuquén, La Pampa y Río Negro cuyo líder es el senador nacional Guillermo Pereyra.

Es más, cuando nadie hablaba de Vaca Muerta, se asoció con Repsol y con la provincia de Neuquén (a través de la empresa Gas y Petróleo) y sin poner un dólar se quedó con más del 40% de una de las áreas más ricas, La Amarga Chica. Pasaron apenas unos meses y vendió en cuatro millones de dólares un porcentaje al socio por entonces español, y el año pasado cedió –a cambio de más de 40 millones de dólares– la otra porción a la YPF nacionalizada. En todos los casos tuvo siempre el apoyo del gobernador neuquino Jorge Sapag, del ministro de Energía de esa provincia Guillermo Coco, de Guillermo Pereyra y del intendente de Cutral Co. Difícilmente estos hombres puedan compartir una mesa, pero “Miguel” ha logrado que estén con su causa, un enorme pozo tragadinero con forma de destilería de petróleo.

Fuente de El escándalo en la petrolera Renesa

Advertisements


Categories: Noticias del SHALE

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: