El fracking detrás del renacimiento de EE.UU.

El alza de 5% en la economía estadounidense durante el tercer trimestre del 2014 sólo fue el último de una serie de números e informes positivos. La creación de 321.000 puestos de trabajo en Noviembre y la creciente confianza de los consumidores, sumado a que el mercado de valores registró máximos históricos seis años después de que el país cayera en una profunda recesión da muestras de una gran recuperación.

Estas son buenas noticias para aquellos que temían que EE.UU. se quedara atrapado en una “nueva normalidad” de crecimiento tibio y pocos beneficios para las familias de clase media y baja. Sin embargo, hay varios matices cuando nos enfocamos en California. Aquí la recuperación se concentró sólo en los centros tecnológicos y en Silicon Valley.

¿Y que traerán a la agenda el Gobernador y los líderes legislativos de California para cambiar esta situación? Para empezar, el fenómeno que, según los economistas es el responsable de que EE.UU. haya crecido: la revolución del fracking. La técnica de 70 años de edad que usa caños de agua subterráneos para liberar el suministro de energía se ha vuelto mucho más eficiente en los últimos años. Esto ha aumentado considerablemente la producción de petróleo y gas natural, reduciendo el coste de la energía hasta tal punto que la industria manufacturera de Estados Unidos de América, que hace algunos años se había dado por muerta, está renaciendo.

La producción de energía y la manufactura son dos pilares del trabajo de aquellos ciudadanos de clase media que no tienen título universitario, y eso es una noticia tremenda.

También hay buenas noticias en otro sector: Debido a que muchas industrias se han pasado al gas como fuente de energía (mucho más limpio y menos contaminante que el carbón), los Estados Unidos de América están llevando al mundo a reducir sus emisiones de carbón y contribuyendo a disminuir el daño ambiental.

Es irónico que, siendo tan beneficioso, el fracking todavía encuentre cierta resistencia en algunos sectores parecidos a un grupo de fundamentalistas religiosos. Ellos rechazan o ignoran la opinión de la administración de Obama acerca de que el fracking es sólo otra industria pesada que se puede hacer tolerable con las regulaciones apropiadas.

Nueva York se convirtió recientemente en el primer estado en prohibir el fracking. No será el último pero un boom del fracking significa un auge de empleos de clase media y una fuente de energía más barata y limpia, una oportunidad única que no puede ser desaprovechada.

Advertisements


Categories: SHALE en el Mundo

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: