Fracking, trabajo de hombres y mujeres

Con la revolución del shale muchas personas comenzaron a mirar con buenos ojos iniciarse en una carrera profesional dentro de la industria petrolera. Así fue como Amy Gallagher, de 39 años, consiguió un trabajo en una empresa de servicios de gas después de graduarse en un curso de tres semanas en la Pennsylvania College of Technology. Amy es una rareza dentro de una profesión dominada por el hombre pero hasta ahora está muy conforme con la decisión que tomó.

“Trabajé part-time durante cinco años en una empresa y no encontraba un empleo que fuera a tiempo completo en el cual pudiera seguir creciendo. Estaba frustrada porque tenía el conocimiento y las capacidades pero no se presentaba ninguna oportunidad. Llegué a un punto en el que me dije ‘tengo que hacer algo’”.

En mi tiempo libre pasaba muchas horas en el garage, arreglando muebles, mi propio auto. Ahí es donde me sentía más cómoda y satisfecha, haciendo tareas manuales. En la oficina, no había manera de hacer algo así. Así fue como terminé yendo a un test vocacional y me sugirieron inscribirme en el programa “ShaleNET”. En algún momento fantasee con entrar en la industria gasifera, pero como administrativa, nunca se me había cruzado por la mente trabajar en un yacimiento. Cuando entré a ShaleNET, y empecé a leer sobre el tema, empecé a darme cuenta de que las cualidades que tenía coincidían con lo que estaban buscando.

[Conseguir un trabajo] no fue fácil. A menudo me preguntaba si iba a poder. Me tomó cerca de cuatro meses encontrar una posición. Mi actual jefe me ayudó mucho. Le dije cuando empecé que no iba a decepcionarlo y no lo hice. Al principio pensaba “tengo las mismas calificaciones que mis amigos pero a ellos los llaman y a mi no, ¿en que estoy fallando?”. Pero ahora que estoy adentro y han visto mi trabajo, todo cambió.

En una perforación, hay mucha actividad. Es casi como estar en un juego de construcción gigante. Cuando yo era niña me gustaban los camiones los Transformers, los muñecos GI Joe y ese tipo de cosas. Y me encantaba jugar con los bloques Lincoln Logs y Tinkertoys, y eso es exactamente lo que me recuerda. Me encanta que es el trabajo sea diferente cada día, no estás haciendo lo mismo una y otra y otra vez.

Yo estoy de guardia 24/7, así que cuando recibo una llamada tengo que ir. Lo que hago es sobre todo el lavado a presión, voy a las plataformas, y lavo todo el equipo. También hacemos tareas más generales como conectar tuberías y adaptarlas o recoger la basura.

Mi deseo es seguir creciendo en la industria, hay muchísimas oportunidades dentro del rubro y, gracias al fracking y al descubrimiento de no convencionales, se generaron muchos puestos de trabajo en los últimos tiempos. Uno de mis hijos quiere ser mecánico de equipos diésel en la industria petrolera y le dije “aquí el único límite es el cielo”.

Soy la única mujer que ha estado en las plataformas de perforación. He visto algunas mujeres conduciendo camiones, pero soy la única peón femenina. Y fue un poco intimidante al principio, pero los chicos siempre se portaron bien, y son un gran apoyo. Siento que mi trabajo ahí fuera es hacer su trabajo más fácil. Son buenos compañeros y es divertido. Sé que me tratan diferente, pero en el buen sentido. No he tenido a nadie que me dijera que no quería trabajar conmigo. Es impresionante.

 

Advertisements


Categories: SHALE en el Mundo

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: