Los planes de GyP en Vaca Muerta

Tras un año en el que estuvo en el ojo de la tormenta, Gas y Petróleo del Neuquén (GyP) cerró 2014 con resultados positivos y proyecta junto con sus socias inversiones por u$s 1.500 millones entre 2015 y 2016.

En 2014, la empresa provincial tuvo una ganancia de $93,9 millones, sustentada en los ingresos provenientes del acuerdo comercial con Wintershall para ingresar al área Aguada Federal, y por una suba en la venta de hidrocarburos. El ejercicio anterior (2013) había registrado una pérdida de $21,2 millones.
Las ventas netas del ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 2014 ascendieron a $206,9 millones, un 255% más que en 2013, cuando fueron de $58,3 millones. El incremento se debió a una mayor comercialización de petróleo que alcanzó los $75,5 millones, fondos cobrados por derecho de asociación por $108 millones, ingresos por inspección y monitoreo por $7,7 millones y venta de pliegos por $4,2 millones.
Las comercialización de crudo aumentó 250% con respecto al año anterior tanto por el incremento en los volúmenes comercializados del orden del 148% (10.993 m3) como por los mejores precios en pesos. El Derecho de Asociación se incrementó 302% por los contratos de UTE en las áreas Aguada Federal y Parva Negra Este.
Otra de las fuentes de ingresos de GyP fueron la venta a Wintershall del pozo que realizó en Vaca Muerta, por $31,1 millones, y las ganancias por la tenencia de las Letras del Tesoro Provincial ($7 millones) que concretó en mayo -por 200 millones de pesos- y que renovó dos veces: en septiembre y en diciembre.
Para este año la petrolera provincial tiene un horizonte más amplio. Ya comenzó a operar las áreas que le cedió YPF a cambio de su salida de La Amarga Chica y Bajada de Añelo. Se trata de seis bloques maduros pero que aún están en producción: Loma Negra NI, Puesto Cortadera, Collón Curá I, Neuquén del Medio, Bajo Baguales y Cutral Co Sur.
La operación representó un valor total de 82 millones de dólares, por la cual YPF desembolsó la mitad en efectivo a través de un Bono de Reconversión a la Provincia y la otra mitad correspondió a las seis áreas que ahora opera GYP y que le sumarán 2,5 millones de dólares mensuales de facturación.
La idea de la compañía neuquina es evaluar las opciones para incrementar la producción en esas concesiones al igual que en Portezuelo Minas, área revertida a YPF por falta de inversiones y que tiene varios pozos en condiciones de ser reparados.
En Vaca Muerta
Los planes de la empresa provincial prevén una mayor actividad este año en Vaca Muerta; días atrás la alemana Wintershall, socia de GyP, comenzó a perforar el segundo pozo del área Aguada Federal donde se harán dos perforaciones verticales y cuatro horizontales, para iniciar un piloto de 20 pozos y una inversión de 150 millones de dólares a mediados del 2016. En septiembre pasado las dos empresas firmaron una adenda al contrato original en el que decidieron prorrogar el plazo del programa de perforación de pozos, elevándolo de 24 a 36 meses.
Según los estudios petrofísicos realizados la formación, se estima que los recursos alcanzan valores de entre 185 y 205 millones de barriles.
Otra de las sociedades que más expectativas genera en los directivos de GyP y en la gobernación es la que la empresa neuquina mantiene con la gigante estadounidense Exxon.
El año pasado las compañías anunciaron dos importantes hallazgos en Bajo del Choique y La Invernada. Según GyP, al día de hoy, La Invernada X-3 está entre los pozos de mejor rendimiento en Vaca Muerta. Luego de 60 días de producción, el pozo produjo un total de 31.400 barriles de petróleo equivalentes (BOE).
La petrolera provincial también apuesta a la UTE que mantiene con la anglo-holandesa Shell, que el año pasado pidió a la Provincia que le otorgue la concesión de explotación no convencional de Cruz de Lorena y Sierras Blancas, tras los buenos resultados de los pozos exploratorios. Hasta el momento se han perforado cuatro pozos horizontales y uno vertical en el área Sierras Blancas y uno horizontal en el área Cruz de Lorena. Se anunció que a partir de este año iniciarán un piloto exploratorio por 250 millones de dólares.
Por otro lado, GyP en conjunto con Total y Shell acordaron una inversión de 300 millones de dólares para el inicio del desarrollo de un proyecto piloto en las áreas Rincón La Ceniza y La Escalonada.
Áreas operadas
Más allá de las perspectivas en Vaca Muerta, las mayores fuentes de ingreso de GyP hoy pasan por los yacimientos convencionales que desarrolla de la mano de la estatal nacional Enarsa.
Desde 2010, donde están asociadas al 50% cada una, realizaron dos pozos exploratorios, tres pozos de avanzada y cuatro de desarrollo en el lote Aguada del Chañar. Además, ya está finalizada la construcción del gasoducto de 42 km y una planta de deshidratación de gas, que ya está en condiciones de inyectar 480.000 m3/d a la red nacional. La inversión conjunta asciende a más de 110 millones de dólares.
Dentro del área, las empresas delinearon en la zona occidental el yacimiento de petróleo Bosque Chañar, y hacia el este el yacimiento de gas denominado Loma Colorada.
Hasta el momento, Enarsa aportó el 100% de las inversiones. GyP deberá devolver su parte (el 50%) con los fondos obtenidos por la venta de los hidrocarburos. Deberá abonar intereses a la tasa Libor vigente.
El gasoducto de 12 pulgadas se conecta con las instalaciones de YPF en Loma La Lata -en la batería USP-14- y en una primera etapa recibirá 150 mil m3 diarios de gas provenientes de un pozo. Luego se le sumará el resto de la producción del yacimiento Loma Colorada.
Por ese volumen las compañías percibirán 7,50 dólares el millón de BTU de acuerdo con el plan de Nación para las petroleras que incrementen la extracción de gas. Ese precio no estará afectado si es redireccionado al consumo residencial que paga las tarifas más bajas del mercado interno.
Durante el año pasado GyP fue una importante fuente de financiamiento para el Tesoro provincial, tanto con la compra de letras como con el direccionamiento de fondos por la venta de participaciones y derechos de asociación que pagaron compañías privadas.
En la Gobernación estiman que este año la venta de activos de GyP ayudará a paliar el rojo de las cuentas provinciales. Ya hay charlas con varias empresas interesadas en comprar las participaciones de la firma provincial en bloques con buen potencial en Vaca Muerta. Una de ellas es YPF.
La Provincia también cuenta con el ingreso de los 33,2 millones de dólares que debe pagar Enercana para entrar a Parva Negra Oeste, aunque por ahora su llegada está frenada en la Secretaría de Energía.
92 áreas
GYP contrató a J@R Consultora que valorizó las áreas en las que tiene participación total o parcial, y arrojó que cuenta con hidrocarburos valuados en 1.408 millones de dólares (1.314 millones correspondientes a Vaca Muerta y 92,8 a formaciones convencionales). La empresa provincial posee interés en 92 áreas, de las cuales 25 se encuentran meramente reservadas a su favor por la Provincia y 67 están en actividad, 12 bajo derecho de concesión de explotación (dos a través de contratos de UTEs, siete mediante administración propia, una mediante acuerdo de participación y dos mediante contrato de prestación de servicios) y 55 con permisos exploratorios.
Advertisements


Categories: Fracking en Argentina

Tags: , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: